miércoles, 8 de abril de 2020

Asistencia domiciliaria para enfermos de gripe en Ourense (1918)...( y algo sobre la Atención Primaria y el COVID 19)


NUEVAS STORIES DE LA GRIPE DE 1918 EN OURENSE: Asistencia domiciliaria  para enfermos de gripe
por David Simón-Lorda

Seguimos diseccionando y sacando a la luz algunas stories del pasado relacionadas con la epidemia gripal de otoño de 1918 y sobre cómo afrontó la sanidad y la sociedad ourensana aquel período crítico. 
Dicha epidemia fue en muchos aspectos muy similar a la de la crisis sanitaria del COVID-19, cada una en su época y con sus peculiaridades. Ambas han puesto o pusieron a prueba la capacidad de todo el sistema sanitario (hospitalario, atención primaria....) y social para adaptarse ante una situación absolutamente excepcional...

Asistencia domiciliaria pública para enfermos de gripe: Ourense, octubre de 1918

Durante la onda gripal del otoño de 1918 en la ciudad de Ourense se intentó articular un dispositivo de atención sanitaria que implicase a la atención hospitalaria (en el Hospitalillo de Epidémicos (ver), a las brigadas de desinfección sanitaria (ver), a la actuación del Laboratorio Municipal (ver), a la atención urgente en el Ayuntamiento.... pero sin descuidar la atención domiciliaria para seguimiento de los enfermos que atendía la Beneficencia municipal.
Recordemos que  el “Hospitalillo Municipal de Epidémicos” estuvo situado en el edificio de la actual Subdelegación de Defensa en la calle del Paseo de la capital ourensana. En la planta baja ubicaron la hospitalización para mujeres y el botiquín; en la primera planta se hospitalizaban los hombres, y estaba la zona de desinfección, despachos y oficina de registro. 
En el “Hospitalillo” ingresaron al menos a 177 enfermos en esos días de octubre de 1918. 
Era atendido por varios médicos (José Nogueira Mera, Francisco José Rionegro Díez, Ubaldo Álvarez Ruiz, Jesús Taboada, Manuel Bouzo, José Eire Santalla... ), dos practicantes de cirugía menor (Eduardo Fernández y Luis González), seis monjas (pensamos que eran Hermanas de la Caridad, pero también podrían ser Siervas de María), dos enfermeros (Alejandro y Abelardo Guitián, y otros...), un desinfector (Bricio Serantes), dos camilleros y tres estudiantes de Medicina (ver) (Carlos Guitián Fábrega, Julio García Pérez y Roberto Tizón Aguiar). 
Las causas de los fallecimientos y los datos personales de los fallecidos en Ourense capital eran publicados diariamente en la prensa local. 
“Hospitalillo Municipal de Epidémicos” de Ourense,  estuvo situado en otoño de 1918 en el edificio de la actual Subdelegacion de Defensa. Foto de www.ourensenotempo.com

Como podemos ver en la columna publicada en La Región, 17 de octubre de 1918, que reproducimos mas abajo, los facultativos municipales y sus ayudantes se repartieron o dividieron la ciudad y pueblos del ayuntamiento para realizar la labor de atención domiciliaria. Así, dividieron el ayuntamiento en una serie de zonas o sectores para ser atendidos en visita a domicilio:
  • "Parte Norte de Orense: Sr. Rionegro con los ayudantes Fábrega y Tizón
  • Parte Sur: Sr. Bouzo con el ayudante García del Villar.
  • Servicios Urgentes: Sr. Gomis Soler, de guardia permanente en el Ayuntamiento
  • Pueblos rurales y extrarradio: 
          Regueiro Fozado, Rairo, Zaín, Seijalvo, Curuxeiras, Santa Marina,                     Granja, Cotoriño y caseríos anexos, Sr. Eire.
         Cabeza de Vaca, Carballeira, Polvorín, Castelo y caseríos anexos, Sr.                 Nogueira.
         Rabo de Galo, Couto, Ervedelo, Puente Lebron, Reza y caseríos anexos,             Sr. Álvarez Ruiz,
         Mende, Cebollino, Lonia, Rabaza, Soutosanín, Santomé y caseríos                    anexos, Sr. Taboada.

    En el Hospitalillo tiene cada uno cierto número de camas asignadas" 

         (La Región, 17 de octubre de 1918).


La Región (Ourense), 17 de octubre de 1918
Recordemos que en esta época el Ayuntamiento de Ourense aún no había anexionado el colindante ayuntamiento de Canedo- actual barrio del Puente de la capital ourensana-.
Vemos en la crónica de La Región que hacen referencia a un ayudante llamado García del Villar, pero pensamos que era el estudiante Julio García Pérez (era hijo del afamado dentista ourensano Pedro García del Villar). 

El niño enfermo (1887), del pintor venezolano Arturo Michelena.


Plano de la ciudad de Ourense, 1910. (del Instituto Geográfico Nacional)  

Dr. José Nogueira Mera (1867- Ourense, 1943). Médico municipal de Ourense.  (arch. familia Nogueira)

Dr. Francisco José Rionegro Díaz (Ourense, 1871-1932): Hijo del impresor y librero ourensano Gregorio Rionegro Lozano. Estudia la carrera de medicina en Santiago, obteniendo el título de médico en 1895.  Fue médico municipal, e introductor de los Rayos X en la ciudad, tuvo Gabinetes Médico-quirúrgicos (con dr. Lino Porto).... Era el Secretario del Colegio de Médicos en 1918.  (Foto arch. familia Rionegro)

Tiempos de epidemias (de 1918....a 2020).
Al igual que en la crisis COVID-19, en la epidemia gripal de 1918 en Ourense también cayeron enfermos muchos sanitarios que atendían a pacientes en el Hospitalillo. 
En La Región (17 de octubre de 1918), se da la noticia de que dos de los enfermeros que prestaban sus servicios en el Hospitalillo municipal para epidémicos, fueron atacados por la gripe. Sus nombres eran Victorino Pérez y Alejandro Guitián.

También podemos leer cómo se imponían multas por infracciones de las normativas de higiene y salubridad pública, así como se recibían donaciones de material para el hospitalillo hechas por particulares....

LA ATENCION PRIMARIA EN LA CRISIS DEL COVID-19
En la crisis del COVID-19 el papel de los Equipos de Atención Primaria ha sido tal vez menos conocido , y ha recibido menor atención en los medios de comunicación...pero su función y dedicación ha sido también clave. Recientemente un médico de atención primaria en el blog   https://gerentedemediado.blogspot.com/  refería la actividad que desarrollaban en su centro de salud en Andalucía en estos dias de pandemia COVID-19:
  • "Mantenemos consulta presencial con dos circuitos diferenciados para patología respiratoria y para consulta general.
  • Mantenemos visitas a domicilio (a demanda y programadas) de enfermería y medicina de familia. Una media de 25-30 las primeras y de 5-10 las segundas.
  • Mantenemos las consultas telefónicas. Unas 350 al día. Un servicio nada novedoso, ahora muy incrementado.
  • Mantenemos contacto con correo electrónico y whatsapp con nuestros pacientes.
  • Mantenemos servicios básicos como vacunas, curas, control de INR (el “sintrom”, control de anticoagulación), control de embarazo, extracciones y seguimiento en domicilio de inmovilizados y paliativos.
  • Mantenemos contacto diario presencial y telefónico con tres residencias (misioneros incapacitados, centro de discapacitados y residencia sociosanitaria privada) y un centro terapéutico ahora en confinamiento (pacientes psicóticos).
  • Mantenemos todo esto porque nuestra comunidad ha pasado por muchas penurias (precariedad, paro, cortes de luz, discapacidad mental, pobreza económica, marginalidad, etc.) y este no es el momento de abandonar ni de reducir la calidad de las prestaciones. Y nuestra Gerencia ya sabe que no vamos a abandonar.
  • Mantenemos todo esto porque desde el lugar de la épica y la heroica (con razón) nos han trasladado por distintas vías que hacemos una labor de contención y selección de pacientes que acuden al Hospital muy eficaz. Y nuestra Gerencia tal vez no lo sepa, pero nos da igual".



ENLACES:

No hay comentarios: