domingo, 12 de julio de 2020

Hospitalillos y epidemias en la ciudad de Ourense (I): la viruela y el Hospitalillo de A Rabaza (1909....1914) (y las Siervas de María)

Hospitalillos y epidemias en la ciudad de Ourense (I): la viruela y el Hospitalillo de A Rabaza (1909....1914) (y las Siervas de María)

Por DAVID SIMÓN-LORDA

A raiz de la pandemia COVID, las Autoridades Sanitarias estatales y autonómicas estuvieron buscando cómo ampliar plazas de atención hospitalaria o crear residencias sociosanitarias medicalizadas para atender a personas afectadas por la pandemia Covid-19. En Ourense hubo cambios en el Complexo Hospitalario de Ourense, en el Hospital de Piñor, en la Casa de Ejercicios Espirituales del Obispado, en residencias como la de Os Milagros...ademas de toda la reorganización de los dispositivos y equipos de Atención Primaria y de los servicios hospitalarios.
Ya en el pasado la sanidad y la sociedad ourensana recurrió a la apertura de espacios para atención a personas afectadas por epidemias. 
Ya hemos hablado en el blog acerca de lo que se hizo durante la epidemia gripal de 1918, pero ya antes había habido espacios habilitados en epidemias de viruela, de cólera....


EL HOSPITALILLO DE A RABAZA Y LA VIRUELA, 1909...1914
Así, en el verano de 1909 en el contexto de un aumento de casos de viruela que se venían produciendo en los meses de mayo y junio en la ciudad de Ourense se decide  abrir el llamado “Hospitalillo de A Rabaza”.

Niños afectados por viruela. El de la izquierda sin vacunarse. otografía registrada en el año 1892 en Leicester, Inglaterra.
  • Niños afectados por viruela. El de la izquierda sin vacunarse. Fotografía registrada en el año 1892 en Leicester, Inglaterra.

Fue abierto ante la alarma de la proliferación de casos, muchos de ellos personas pobres atendidas por los Servicios de Beneficencia Municipal, y que necesitaban ser hospitalizados en el ya antiguo Hospital Provincial de As Mercedes.  Todo esta situación lleva a las autoridades sanitarias (Inspector Provincial de Sanidad y Gobernador Civil) asi como al Concello/Ayuntamiento de Ourense a buscar una alternativa que permitiese atender en un medio "hospitalario" a los enfermos de viruela que lo necesitasen. 
Recordemos que aún ni habían comenzado las obras del futuro Hospital provincial en la zona de As Lagoas. Dichas obras se inician en 1910 y no se concluirán hasta 1930-1931 cuando abre dicho centro (un hospital de pabellones rodeado de "zona verde" alrededor de los mismos).
El Ayuntamiento se decide por alquilar una casa en las afueras del núcleo urbano, propiedad de Manuel Pazos, y que era un lugar que permitiese en el acceso a suministros, facultativos, equipos de desinfección y funerarios.. Lo hace en una casa aislada por sus cuatro costados, situada en la margen izquierda de la carretera hacia Trives (y "a 1200 metros de la plaza de las Mercedes").


Plano de la poblacion de Ourense en 1910. Instituto Geográfico Nacional.
 http://www2.ign.es/MapasAbsysJPG/92-89(V03-0079-mapa).jpg


Tenía 4 camas y era atendido por los facultativos y empleados municipales. Los médicos municipales que estuvieron a cargo del mismo fueron los doctores Eladio Vázquez Quiroga, Augusto Nóvoa y Ricardo Gutiérrez. 
Dichos médicos asistían ademas a otros enfermos en situación de aislamiento y atención domiciliaria en diferentes zonas de la ciudad (miesntras funcionó el Hospitalillo, hubo 7 enfermos, perfectamente identificados y confinados en sus domicilios -en diversas calles y barrios: Luna, Hornos, Ponte Lebrona, Progreso....Hay listado de los mismos en la documentación del Arquivo Municipal de Ourense).

Las Siervas de María y el Hospitalillo de A Rabaza, 1909
La Congregación de Religiosas Siervas de María Ministras de Enfermos, fundada en 1851 y dedicada “al cuidado de los enfermos en asistencia esmerada, gratuita y preferentemente a domicilio", se establece en Ourense desde 1897. Su labor fue poco conocida en la ciudad hasta precisamente esta epidemia variolosa de 1909. 
En esta epidemia van a prestar sus servicios en el Hospitalillo de A Rabaza en julio de 1909  atendiendo a los enfermos allí ingresados. 


  • "En junio de 1909, el Exmo. Ayuntamiento de Ourense dirigió una solicitud a la Madre Superiora, rogándole que enviase a alguna Sierva para atender a los enfermos variolosos que habían sido ingresados en un hospitalillo provisional. La Superiora aceptó y envió a las hermanas Francisca Rota, Benita Martínez y Presentación Rodríguez, quienes tuvieron que proveerlo de ropas y demás utensilios necesarios para el cuidado de los enfermos porque allí no había nada.
  • Días después, entre los acuerdos de la sesión ordinaria del 17 de julio de 1909 del Ayuntamiento de Ourense, se incluye el de “enviar las gracias a la Comunidad de Siervas de María por los excelentes servicios que vienen prestando a los enfermos que permanecen en el hospitalillo varioloso...”
  • Y, efectivamente, su trabajo debió ser muy reconocido porque, a partir de ahí las Siervas de María empezaron a ser más conocidas y apreciadas en la ciudad, y más demandados sus servicios" (trabajo de González Iglesias y cols., 2010)
Según la correspondencia que se conserva en el Arquivo Municipal de Ourense, la superiora de la Comunidad envía al Ayuntamiento una carta o informe en agosto de 1918, en la que da cuenta de que el último enfermo fue dado de alta el 17 de agosto de 1909, y se procede a dar por concluida la actividad en el Hospitalillo en esa crisis variolosa.
 
  • Documentacion/correspondencia entre la superiora de las Siervas de María en Ourense y el Concello de Ourense, agosto 1909 ( Arquivo Municipal de Ourense. Carpetas Beneficencia)


Pocos días después , el Ayuntamiento de Ourense dona a la comunidad local de la Congregación de las Siervas de María una cantidad de 150 pesetas a modo de agradecimiento y reconocimiento por las labores prestadas en dicho hospitalillo. La superiora de la Comunidad (la hermana Susana Larrumbe) aceptó la cantidad en concepto de limosna, y en escrito en respuesta al Ayuntamiento volvieron a ofrecerse para prestar sus servicios gratuitamente caso de que fuesen nuevamente necesarios.


PROTESTAS VECINALES Y HOSPITALILLO DE A RABAZA, 1914
La presencia de estos hospitalillos o casas para aislamiento de enfermos afectados de viruela generó polémica entre el vecindario.  Funcionará en los años siguientes de forma intermitente en función de necesidades. 
Así en julio de 1914, hubo protestas  vecinales motivadas por la actividad y situación de este hospitalillo que seguía utilizándose. Dichas protestas son incluso apoyadas por el conocido farmacéutico local Juan Vidal , el cual tenía farmacia en la Avenida de Buenos Aires (Vidal lideró el Laboratorio que fabricaba el popular producto comercial “X2”, y que era un compuesto arsenical, sustancia que fue muy usada en la época para tratamiento de la sífilis). 
Dichas protestas motivan que en Agosto de 1914 los médicos municipales (José Nogueira Mera, Jesús Taboada y Ubaldo Álvarez) emiten un informe favorable a la actividad y situación de dicho Hospitalillo. 
Desconocemos ubicación exacta del local o si queda memoria oral del mismo en la zona...Asimismo ignoramos destino final pero pensamos fue cerrado por el Ayuntamiento debido a la presión vecinal ante la Inspección Provincial  de Sanidad (era el Inspector el Dr. Francisco Bécares). 


  • ( En la imagen una foto actual de la zona de A Rabaza y la antigua carretera a Trives, en OURENSE capital ...En la zona dentro de la línea amarilla debió de estar el Hospitalillo entre 1909 y 1914).

OTROS LUGARES DE ATENCION Y CUARENTENA ENTRE 1885 Y 1918
Otros lugares de atención y de cuarentena ante estas epidemias fueron los Lazaretos del barrio de la Estación de Ferrocarril, la cual estaba situada en el Ayuntamiento de Puente Canedo, colindante con Ourense, en la ribera derecha del río Miño a su paso por la ciudad.  Estos lazaretos de la estación se usaron tanto en 1885 (ante una epidemia de cólera) como luego en 1889 (ante casos de viruela). Fueron instalados a iniciativa de la Inspección Sanitaria, liderada en esos años por el Dr. Francisco Bécares.

Aún no había llegado la pandemia gripal de 1918, que en la oleada del otoño de ese año provocó una grave crisis sanitaria global y local...

Por DAVID SIMÓN-LORDA
--------------------------------------------------------------------------