martes, 5 de octubre de 2010

De "La Gota de Leche" de Ourense a la "Semana Mundial de Lactancia Materna" (pasando por Xaime Quessada y el doctor Lino Porto)

Se celebra la Semana Mundial de Lactancia materna, y con dicho motivo el Concello de Ourense (Concejalía de Sanidad) ha organizado un amplio programa de actos.
Aunque tal vez alguien pueda matizar que la filosofía de los actos de estos días pudiera diverger de la que inspiró a primeros del siglo XX a la institución  “La Gota de Leche”, no queremos desaprovechar la celebración de este evento mundial para recordar desde aquí a dicha iniciativa. 
 “La Gota de Leche”, funcionó en Ourense desde 1912 a 1932 o 1933 , en unos años en que la mortalidad infantil era muy elevada. Este establecimiento, que atendía gratuitamente a los niños en edad de lactancia, fue dirigido por los médicos Lino Porto Porto y José Eire Santalla (aunque éste médico sólo participó en la iniciativa en los primeros tiempos de la misma).
Entre 1921-1928 se abrieron en toda España unos 45 Consultorios o Gotas de Leche, inspirados en otras experiencias europeas, y dentro de las campañas sanitarias puestas en marcha en esos años para luchar entre otros problemas contra la mortalidad infantil. La estructura básica de "La Gota de leche-Consultorio de Lactantes" consistía en una sala de espera, cuarto de pesar los niños, sala de consulta y lugar para entrega de biberones, así como una sala de máquinas, en donde se esterilizaba y almacenaba la leche. La instalación de dichos centros tuvo diferentes patrocinios: Ayuntamientos, caridad privada, Juntas Provinciales de Protección a la Infancia... Hay un trabajo reciente que analiza la historia de las Gotas de Leche en España y su repercusión sobre la mortalidad infantil....

El Dr. Lino Porto se había dedicado inicialmente a la Cirugía, pero tras una gangrena por un  accidente en 1910 perdió un brazo y quedó manco. Dedicó desde entonces sus esfuerzos a la Pediatría y a la “Gota de Leche. Lino Porto publicó en esos años trabajos destinados a concienciar a la sociedad ourensana de la necesidad de apoyar económicamente a “La Gota de Lechey a la inclusa: “La Puericultura, la pretuberculosis y “La Gota de Leche” (La Región, 11-7-1922),La Diputación y los niños de la Inclusa” ( La Región, 22-6-1917). Fue premiado por sus iniciativas por el Consejo Superior de Protección de la Infancia en 1911. Tuvo también un consultorio privado abierto a medias con el Doctor Francisco Rionegro (médico municipal).

Dr.Lino Porto (segundo por la izda.) y su familia (hija Teresa), hacia 1930?.
(Foto facilitada por Dr.Antonio Quesada).
 
A la muerte del doctor Porto, en febrero de 1931, su hija Teresa Porto continuó durante unos años con la labor de su padre, hasta aproximadamente el año 1932-33, año en el que el Instituto Provincial de Higiene asume la labor que realizó durante años la familia Porto. 
Uno de los nietos del doctor Porto fue el pintor y escritor Xaime Quesada Porto, quien conservó durante años el brazo ortopédico de su abuelo. En una anotación en la Sección "Historia en 4 tiempos" del diario La Región (8-2-2006),  el genial artista Xaime Quessada ampliaba la información sobre su abuelo y su mano ortopédica. Apuntaba en "La mano ortopédica de mi abuelo" :
"Mi abuelo era cirujano y por una gangrena se quedó manco. Se fue a París y allí compró un piano en el que tocamos todos los Quesada. En la posguerra de la Primera Guerra Mundial trajo el primer rayos X de Orense y regresó de la ciudad de la luz con una maravillosa mano postiza articulada desde el brazo al antebrazo. Y fue cierto que aquella prótesis hiperrealista asombraría al mismísimo doctor Frankestain, como también subyugó más tarde al descubrirla en mi casa, a Vicente Risco, Celso Emilio Ferreiro y Carlos Vello, para ser más tarde fetiche de Ludico, alquimista en las ceremonias pánico-heróticas de "La comuna" de Voltaire, disputándosela, desde Buciños a Pousa, de Acisclo a De Dios, y de Baltar a Casares y Ferrín. Hasta que un día hiperbóreo, sin molestos equinocios, Eduardo Blanco Amor, clarividente al descubrirla tambaleante al lado mismo de mi paleta, desveló el enigma diciendo  lacónico: " Bien sé querido Xaime que esa mano fue la que pintó tus aparentes cuadros, por eso pintas de noche, ocultándote de todos, para proteger su encantamiento".
Y era bien cierto, amigo S.. Pues aquel prodigio ortopédico fue siempre el protagonista,el que , como en un cuento de Hofman al son turbador de un violín de ceremonia, no sólo fue siempre el hacedor de esos cuadros. Ese es el sueño que siempre tengo y que se repite. Para denunciar mi impostura al margen de diagnósticos hipocráticos e inútiles "adeenes". Esa mano fue, como rayos X del tiempo, la que como prolongación mágica de mi abuelo Lino, se reencarnó en mi ser, quediente, mecánico. Es ella también ahora, la que modela mi escultura y escribe mis novelas y cuentos, tal vez desde otra dimensión incognoscitiva del éter... para dar testimonio del poder infinito de las futuras constantes, realidades oníricas que interpretamos como sueños" (X. Quessada, 2006).


Ilustración de X. Quessada en La Región, 8-2-2006 (Sección 4 Tiempos)
Texto de X. Quessada en La Región, 8-2-2006 (Sección 4 Tiempos)


X. Quessada (1982): "Composición con piano"
P.D.Creo recordar que según me dijeron los del blog amigo Ourense no tempo, que La Gota de Leche de Ourense tenía su sede original en la calle Alba. A ver si alguien aporta una foto del local.