sábado, 20 de noviembre de 2010

Los doctores Quintanilla: alcaldes ferrolanos y socialistas.... y también médicos ourensanos

---------------------------------------------------------------------------------------------------
Tomado de http://www.editorialgalaxia.com/weblog/?p=8227

Científico, alcalde, escritor y fusilado

Galaxia reedita la obra teatral escrita por el último regidor republicano de Ferrol

EL PAIS (GALICIA).20/11/2010. LORENA BUSTABAD - Ferrol - 
Fue el último alcalde republicano de Ferrol y el primero de una estirpe política de tres generaciones. Su hijo, fue el primer regidor ferrolano de la democracia. Los dos, médicos, alcaldes y socialistas. En el Ayuntamiento ferrolano, el apellido Quintanilla tiene solera y tradición por partida triple.
A Xaime Quintanilla Martínez (A Coruña, 1898), lo fusilaron en los primeros días de la Guerra Civil, en agosto de 1936. Tenía 39 años. Su hijo, Xaime Quintanilla Ulla (Ferrol, 1919) sucedió a su padre al frente de la alcaldía ferrolana en la Transición. Sobrevivió a cuatro décadas de férrea dictadura bajo el yugo de los asesinos de su padre, y presidió las dos primeras corporaciones democráticas de la ciudad. Xaime Quintanilla Rico, nieto e hijo de alcaldes, también fue edil del municipio.
El linaje de los Quintanilla ha llenado muchas páginas de la historia local. Al viejo Quintanilla, el padre, también le gustaba llenar de letras, versos e historias sus cuadernos. La editorial Galaxia acaba de reeditar Alén, una obra teatral escrita en gallego por Quintanilla en 1921, con la colaboración del ayuntamiento ferrolano y la Secretaría Xeral de Política Lingüística de la Xunta.
Es la primera obra de un autor gallego que pasa a engrosar la lista de títulos de la colección Biblioteca ESAD (Escola Superior de Arte Dramática de Galicia), junto a dramaturgos reputados como Albert Camus, Eugene O' Neill o Sarah Kane. Médico, periodista ocasional, actor novel y escritor aficionado, Xaime Quintanilla Martínez se prodigó, con éxito, en muchos círculos científicos y artísticos. En su corta vida -no cumplió los 40-, dejó una extensa pegada en la sociedad gallega como político e intelectual galleguista.
"Es un ferrolano indispensable", destaca el actual alcalde, Vicente Irisarri. Rescatar la dimensión intelectual de Quintanilla es una de las "deudas" que Galicia tiene con este polifacético alcalde represaliado. Su ciudad le recuerda, sobre todo, como "el médico de los pobres", a los que nunca cobraba.
Los pocos datos que se conservan de su biografía, reunidos por Roberto Pascual, cuentan que nació en A Coruña, casi rozando el final del siglo XIX, y se crió en un hospicio. Su incansable curiosidad y su vocación científica lo empujaron hasta la Facultad de Medicina de Santiago. De regreso a Ferrol, en 1917 fundó una clínica por la que desfilaban centenares personas sin recursos que no podían pagar las consultas. "Era un gran humanista, comprometido con su tiempo, concienciado con los derechos de los trabajadores y con la igualdad de las mujeres. Un hombre digno de ser recordado", resume Mercedes Carbajales, la edil de Cultura.
Quintanilla el Viejo, como se le conoce en la ciudad para distinguirlo de su hijo, se embarcó con 19 años en las Irmandades da Fala, financió las primeras exposiciones de Castelao y promovió el Estatuto de Autonomía de Galicia. Dirigió, aunque brevemente, El Correo Gallego, y la revista Céltiga, además de colaborar en las redacciones de otros medios como A Nosa Terra.
Su amor por la literatura y la lengua gallega se plasmó en Saudade y en dos textos teatrales: Donosiña (1920), que llegó a estrenar en el Teatro Jofre, y Alén(1921), con dedicatoria para Vicente Risco. Además, se atrevió con un ensayo que tituló O nazionalismo musical galego.
En la II República encabezó la lista local del PSOE y ascendió a la alcaldía, que ocupó del 31 al 34. Fue destituido y regresó como concejal en el 36. El 18 de agosto fue asesinado a tiros en una ejecución sin juicio, en algún lugar entre el castillo de San Felipe y el cementerio de Canido. "A pesar del tiempo transcurrido, Xaime Quintanilla sigue siendo uno de los grandes desconocidos de las letras, la cultura y el pensamiento político en Galicia. Tres ámbitos en los que destacó", lamenta Manuel Vieites, director de la Escola de Arte Dramático (ESAD).
Parte de su legado se plasma en Alén, una "pequeña joya", que hilvana con ironía ciencia y espiritismo. Ambientada en el Nueva York de los felices años veinte, la obra es una comedia dramática de un solo acto que protagonizan emigrantes irlandeses, alemanes y norteamericanos. Sus personajes se llaman Helen, Jex-Blake o Patrick, pero hablan gallego "como la gente de Mugardos o Valdoviño". Buscan "bolboretas", "raiolas" por las calles de Manhattan, enredados en una historia de amor imposible entre las tribulaciones de la extraña sociedad espiritista de la forman parte, y que espera el regreso de su gurú. La obra se distribuirá entre las bibliotecas, colegios, asociaciones vecinales y centros culturales de Ferrol.


------------------------------
Algunos datos aportados desde Diario de un médico ....: 

Xaime Quintanilla Martínez (A Coruña, 1898–Ferrol, 1936): Estudia Medicina en Santiago y se establece como médico en Ferrol. Fue alcalde  del PSOE en la Ciudad Departamental entre 1931 y octubre de 1934. Volvió al ayuntamiento desde febrero a julio de 1936, pero como concejal, ya que el puesto de alcaldía se lo cede a su compañero de partido, Antonio Santamaría, obrero de calderería del Astillero. Diferentes autores  afirman que junto con Heraclio Botana fue uno de los grandes líderes del socialismo gallego del primer tercio del siglo XX en el cual comienza a militar en 1920.  Era  escritor, y, desde muy pronto colabora con las Irmandades da Fala y en la prensa nacionalista, a la vez que escribe piezas dramáticas en lengua gallega. Creó y dirigió en 1922 la revista Céltiga, en donde se publicaron entre otras obras, "Un ollo de vidrio",el famoso libro de Castelao .  En Sempre en Galiza, Castelao afirma que: “a posición doutrinal do noso inesquencible Quintanilla –tan bo marxista como galego– proba que as aspiracións maisimas de Galiza caben folgadamente dentro da ortodoxia socialista e da disciprina do gran partido obreiro que fundó Pablo Iglesias”.  
Formó parte también de la gestora de la Diputación provincial de A Coruña, que presidía José López Bouza, de Izquierda Republicana. Tomó parte en la campaña para el referéndum de aprobación del Estatuto de Autonomía de Galicia.
Trás la sublevación militar contra el legítimo gobierno republicano, fue  detenido en dos ocasiones, ambas en su  casa, siendo liberado en la primera de ellas. En la segunda, fue encerrado en el buque prisión “Plus Ultra”, del que lo sacaron el 17 de agosto de 1936  para ser fusilado, sin  juicio, en el muro del  cementerio de Canido, junto con otros catorce presos, entre elles el maestro Juan García Niebla. La feroz represión franquista en Ferrol ha sido estudiada por X. M. Suárez en varia publicaciones.
Su hijo, el médico Jaime Quintanilla Ulla, fue luego el primer alcalde de Ferrol una vez restablecida la democracia (1979-1987). 
Ángel Quintanilla Ulla, foto ficha Colegio de Médicos de Ourense, hacia 1947
No tenemos bien hiladas las informaciones, pero hubo otro médico Quintanilla Ulla. Era Angel Quintanilla Ulla (Ferrol, 1922-?), hijo de Jaime y Ángela. Termina la carrera en Santiago en 1942, y estuvo ejerciendo como médico libre en Maceda-Ourense entre 1947 y 1955, momento en el que se traslada a Badajoz por motivos profesionales al obtener una plaza de médico titular.
 En su estancia en Maceda en estos años de posguerra y primer franquismo, Ángel Quintanilla trabó relación de amistad con el doctor Pascual (padre) de Maceda. Los Pascual de Maceda, parece que van camino de ser otra más de las sagas familiares de médicos ourensanos. Tal vez sea coincidencia, pero el autor de la biografía  de Xaime Quintanilla, El Viejo, reseñada hoy en El País, se apellida también Pascual. Seguro que algún lector del blog nos lo aclara. Enhorabuena al Concello de Ferrol y a la editorial Galaxia por la iniciativa. 

3 comentarios:

José Manuel Brea dijo...

Por cierto, a Xaime Quintanilla “El Viejo”, como melómano que también parece haber sido, hice referencia en un artículo sobre “El Nacionalismo Musical Gallego”. Un texto suyo publicado en la mítica revista “Nós” me sirvió de apropiado de colofón. De dicho artículo musical, que fue publicado en lengua gallega en la revista Etno-Folk, reproduzco la parte concerniente a nuestro personaje. Si alguien tuviese interés haría la traducción al castellano.

http://dialnet.unirioja.es/servlet/articulo?codigo=2384535

>>Non quixera rematar esta somera visión do noso Nacionalismo Musical, e dos sus músicos máis representativos, sen determe nun artigo de Xaime Quintanilla, o médico ferrolán, aparecido no número dous da mítica revista “Nós”, do ano 1920, baixo o título de “O nazonalismo musical galego”. El recoñece que polo mundo adiante din as xentes que a música non é unha arte nacionalista, posto que a súa linguaxe é intelixible para todo o mundo, e que a obra dun francés, por exemplo, é perfectamente diáfana para un chino, pero que os que din tal non son capaces de diferenciar a un chino dun francés. A música é intelixible para todo o mundo –segue recoñecendo– o mesmo que outras belas artes, pois por exemplo a pintura é intelixible para tódolos que non sexan cegos, pero deixa no aire a pregunta: ¿Vaise por isto a soster que non hai escolas pictóricas, que as almas nacionales non deixaron, na pintura, asinada a súa pouta? Logo fai isto extensivo á arquitectura e a escultura: ¿E quen confundiría, aínda que falen nunha linguaxe universal e humana, unha estatua grega e unha exipcia? Finalmente, sentencia que dicir que a música é intelixible para tódolos homes é non dicir nada, ou dicir unha parvada, posto que esa linguaxe universal fala dun xeito nas “Danzas noruegas” de Grieg e doutro diferente nas “españolas” de Granados; o noruego entende éstas e o español entende aquelas, pero ¿quén dubida que falen de xeito diferente? Ou, de igual modo, ¿quén confundiría o noso alalá cunha malagueña? Ó seu parecer, ninguén pode poñer en tea de xuicio que na música choutan, fortemente vivas, as almas dos pobos; que estas cantan en formas diversas e que a música é, por excelencia, unha arte fondamente nacionalista (…)<<

David Simón dijo...

Acto de presentación da nova publicación da Fundación Luis Tilve:
"Xaime Quintanilla Martínez. Vida e obra dun socialista e galeguista ao servizo da República". 17 de febrero en Ferrol.

Angel Vaca Quintanilla dijo...

Gracias por su artículo. Saber de mi familia gallega me abruma y me empequeñece... ante la talla de mi bisabuelo o mi tío abuelo, a veces me siento decepcionado de mí mismo; me veo tan lejos de alcanzar una estatura humana como la suya... o como la de mi abuelo, Ángel Quintanilla Ulla, que ha sido un referente para mí (además de una verdadera institución en la ciudad de Badajoz, donde ha recibido multitud de homenajes, incluyendo una calle con su nombre).

Mi abuelo Ángel, por cierto, falleció hace unos meses, a finales de 2011.

De nuevo, gracias.

Ángel Vaca Quintanilla.