sábado, 26 de diciembre de 2009

Del Belén de Arturo Baltar a los Santos Cosme y Damián

Ayer pudimos visitar en Santiago de Compostela el Belén familiar de Conxo de Abaixo, que desde 1946 organiza la familia Otero y Moreira de Torrente, vecina de ese barrio compostelano. Conxo, hoy barrrio en expansión, fue ayuntamiento independiente hasta 1915, y desde siempre ha estado muy presente en la vida del mismo el antiguo convento y luego Manicomio de Conxo. El hoy hospital psiquiátrico de Conxo (que forma parte del CHUS, Complexo Hospitalario Universitario de Santiago) en el 2010 celebrará el 125 aniversario de su apertura. Ha sido un centro sanitario siempre pendiente de reorganización y definitiva modernización, con algunas Reformas y contrarreformas ya experimentadas entre sus muros y salas. Parecía se iba a conseguir algo casi definitivo con el Plan Estratéxico de Saúde Mental de Galicia 2006-2011, pero ahora ese plan ha quedado congelado en la agenda político-gestora del gobierno actual de la Xunta.
Pero en tema de Belenes gallegos, no hay duda alguna que el preferido de casi la totalidad de la redacción es el Belén de Arturo Baltar que se exhibe en la ciudad de Ourense.
Desde 1982 el Belén de Baltar (aclarar que el artista nada tiene que ver con la saga de los políticos ourensanos apellidados Baltar) se encuentra ubicado en la Capilla de San Cosme y San Damián, en la plaza del mismo nombre del casco histórico de la ciudad de Ourense. Este Belén se compone de figuras de barro cocido que muestran las edificaciones y personajes populares más prototípicos del primer cuarto de siglo en la provincia de Ourense. Complementan la obra murales del pintor Xaime Quessada y tablas y friso pintadas por Virxilio. La Capilla de San Cosme y San Damián, es una pequeña iglesia con portada de estilo renacentista y que fue fundada en 1.521 por el cirujano Juan Lérez. (Foto de la Capilla de San Cosme y San Damián. Tomado de www.fotosdegalicia.es/galicia/v/ourense/ouren... )
San Cosme y San Damián, fueron médicos y hermanos, mártires y según la Wikipedia, patrones de los Niños, Cirujanos, Farmacéuticos, Médicos, Peluqueros, Dentistas y trabajadores de los balnearios. Los dos hermanos fueron torturados, quemados vivos, asaeteados y por último decapitados por orden de Diocleciano sobre el año 300 d. C.
Tiempos de barbarie podemos pensar, aunque historias de crueldad y muerte semejantes a las sufridas por los santos Cosme y Damián, se repitieron en algunos "paseos" del verano de 1936 en diferentes lugares de la provincia.

1 comentario:

David Simón dijo...

El primer trasplante de órganos humanos.
http://www.farodevigo.es/portada-ourense/2012/11/18/primer-trasplante-organos-humanos/713466.html
... `[...] En el caso de los médicos, los patrones titulares eran ante todo santos que ejercieron la medicina, lo que puede aplicarse a quien fue su primer protector y el más cimero, el evangelista San Lucas, procedente de Antioquía, donde ejerció la profesión médica con gran saber. Con frecuencia aparece representado en los cuadros llevando traje de médico y sosteniendo en las manos el orinal y la espátula, o insinuando de diferentes formas sus funciones curativas. Datos más precisos se tienen de la actuación médica de los santos Cosme y Damián, médicos, mártires y patrones de los médicos, cirujanos, farmacéuticos, dentistas, barberos, ortopédicos, drogueros, merceros, reposteros y trabajadores de los balnearios. Según la tradición, habían nacido a mediados del siglo III en Egea (una ciudad de Cilicia, costa de la bahía de Alejandreta -Asia Menor, actual Turquía-), en el seno de una familia cristiana, eran gemelos y tenían otros tres hermanos. Su madre, Teodora -regalo de Dios- los envió a Siria para estudiar Medicina, que después ejercieron en su ciudad natal con abnegación, habilidad y sin cobrar a los enfermos, motivo por el que se les denominó "anárgiros" -palabra griega que significa enemigos del dinero-. Por no querer abjurar de su fe cristiana, los dos hermanos fueron encarcelados, torturados y quemados vivos por Lisias, el gobernador de Cilicia, con el beneplácito del emperador Diocleciano; pero, como aún así sobrevivieron, recurrieron a decapitarlos mediante espada, en el año 303, junto con sus otros tres hermanos -la espada, en la actualidad, se conserva y venera en la catedral de Essen (Alemania) y figura en el escudo de la ciudad desde 1473-. Sus cuerpos fueron sepultados en Cirrhus (Ciro, Siria), ciudad que se convirtió en el lugar principal de su culto y donde se erigió una basílica. Posteriormente, su culto pasó a Roma y, progresivamente, se extendió a toda la Iglesia, de modo que, en todo el mundo cristiano, numerosas iglesias, capillas y otras instituciones religiosas están dedicadas a estos santos. También en Galicia hay numerosas testimonios de la devoción y el culto a estos santos, entre los que citaremos dos ejemplos. Uno, es la romería de San Cosme da Montaña, que se celebra en el santuario cercano al alto de A Xesta, en Galgao, Lugo. Allí "Cosme cura, con una sonrisa [?] Cura porque está en el secreto de las más complejas relaciones que haya entre alma y cuerpo?" (Cunqueiro A. De santos y milagros. Madrid: Galaxia; 2012). Otro, es la capilla de San Cosme y San Damián de Ourense -actualmente recinto del belén de Baltar-, en la que aparecen los santos médicos sedentes en su fachada; pero, asimismo, en su desaparecido altar barroco figuraban sus imágenes, hoy conservadas y ubicadas en hornacinas del retablo mayor de la iglesia de la Trinidad de nuestra ciudad (González MA. El retablo desaparecido de la capilla de San Cosme de Orense: Trazas y Contrato. 1690. Notas de Patrimonio Auriense, 2012: 35)....[...]