domingo, 9 de junio de 2013

De médicos y árboles ( Del árbol de Andry al CHUO...sobre Traumatólogos ourensanos)



El dr. Andry, en el año 1743, de su trabajo "Ortopedia o el arte de prevenir y corregir en los niños las deformaciones del cuerpo". Este autor simbolizó esta rama de la medicina con la figura de un árbol torcido, el cual, para corregir su crecimiento, se encuentra atado fuertemente a una estaca. Este símbolo representa a la especialidad y lo llevan como logotipo muchas Sociedades de Ortopedia y Traumatología (tomado de http://escuela.med.puc.cl/publ/OrtopediaTraumatologia/Trau_Sec00_Concep.html)

Hoy dedicamos unas líneas de recuerdo a algunos "traumas"  que viven por cerca de nuestro blog ourensano. Ya hace tiempo hablamos de Conde Corbal, también del gremio traumatológico auriense y ya fallecido hace años.
Lo cierto es que en pocos meses, debido a asuntos de jubilación, el Complexo Hospitalario de Ourense ha ido quedándose sin varios de los traumatólogos de prestigio que allí ejercieron durante años: José Ramón Quiroga, los hermanos García Tobío,....

Los doctores Jesús García Tobío (izda) y Antonio García Tobío (dcha)
(foto 2012-3, usada en el cartel que anunciaba su cena de homenaje-despedida en el CHOU hace unos meses)

De los hermanos García Tobío ya hicimos referencia a ellos en otra entrada del blog al hablar del médico Lope García Vargas (1852-1909), y otro día volveremos sobre ellos porque tenemos pendiente una entrada sobre su padre, el cirujano Antonio García Valcárcel (1912-1988). Son una familia de varias generaciones de médicos ligados a Ourense.
También los Quiroga son una saga familiar de médicos ourensanos.Hay una entrevista con el traumatologo recien jubilado José Ramón Quiroga Gayoso en la Sección "Ourensanos en su Rincón" en La Voz de Galicia (Ourense): http://www.lavozdegalicia.es/noticia/ourense/2013/06/02/residencia-seguira-siendo-segunda-casa/0003_201306O2C16992.htm

Tramos aquí hoy al blog y como primicia, una foto que en su día nos cedió el doctor Jesús García Tobío (uno de los especialistas que se han jubilado) para publicar en el blog. En ella se juntan varias hornadas de médicos "de huesos y articulaciones" que estuvieron en la "Residencia" de la "Seguridad Social" de Ourense, hoy conocida como CHUO (Complexo Hospitalario Universitario de Ourense) y perteneciente a la red hospitalaria pública del SERGAS-Consellería de sanidade-Xunta de Galicia. Es de 1976 y está sacada en las escaleras de la fachada de la entonces llamada "Escuela de Enfermería", actual edificio Administrativo y de la Gerencia en el CHUO.



"La foto es en la Residencia,mayo de 1976,con motivo de una conferencia que dio el Profesor italiano Piero G. Marchetti. En las escaleras de la escuela en primera línea de derecha a izquierda : Manuel Conde Corbal, Salvador Rey (director médico), Ramón Frutos  (gerente,creo recordar),Marchetti,el director provincial y Recaredo Álvarez (traumatologo en Vigo ).En la segunda fila: Jesús Tobío (barbudo entonces), José Ramón Quiroga, José Luis Lado."...(El de ultima fila a la derecha,de bigote,es un muy buen  traumatologo orensano,que sigue en activo :Cesáreo González Yañez.A su lado Miguel Domínguez de Pontevedra,y De  la Rua (Oviedo). En esa última fila, de bata blanca,está nuestro recordado Gumersindo Otero (fallecido hace años),que trabajó en nuestro servicio proveniente de Pontevedra. Detrás de Recaredo Alvarez está Angel Baltar,traumatólogo en Santiago) .(texto de Xesus García Tobío como pie de foto; ARCHIVO DR. GARCÍA TOBÏO para Diario de un médico de guardia). .. Esperamos aportaciones de los lectores para identificar mejor al resto de personas que posan en la foto.




p.d. De siempre le he tenido simpatía a los traumatólogos debido a que un tío al que apreciaba mucho, ejerció como "trauma" durante años en el Hospital Miguel Servet de Zaragoza. Sin embargo, reconozco que hasta hoy mismo lo ignoraba todo sobre la historia del árbol de Andry y de que fuese el símbolo para esta rama de la Medicina. No se si el árbol de Andry tuvo algo que ver, pero mi tío fue un enamorado de los árboles. Era "urbanita", pero llegó a ser un expertísimo aficionado en árboles, frutales y hortalizas varias, a las que cuidaba con mimo en su pequeña finca de Las Lomas a las afueras de la capital de Aragón....

4 comentarios:

Unknown dijo...

Hola David! Soy Florencia de Argentina, mi papa tiene una patología algo similar a la del dr jesus garcia tobio y aquí no hay ningún tratamiento, los neurocirujanos mas especializados nos dijeron ya que no se puede hacer nada. Estoy buscando comunicarme con el dr para consultarlo sobre tratamientos, me harías el gran favor de compartirme su e-mail? mil gracias !

David Simón dijo...

http://www.amqourense.com/index.php?sec=Blog&ap=blog_visualizar&id_blog=83
«La enfermedad del nervio pudendo es incapacitante; no te puedes sentar»
Imprimir amqourense - 01-Diciembre-2015 - 19:06:23
La Academia Médico-Quirúrgica ha organizado para esta tarde (a las 20.00 horas, en el salón de actos del colegio oficial de médicos en Ourense) una sesión científica a cargo de María Teresa García Martínez (Ourense, 1979). Cirujana en el Hospital Comarcal de Valdeorras, disertará sobre Neuralgia pudenda: la realidad de una patología poco conocida.

-Ya lo dice el título, ¿qué dolencia es esa?
-Es una enfermedad poco conocida. Lo que le pasa a los pacientes es que no pueden sentarse porque se irrita un nervio, el pudendo, y les provoca un dolor en la zona del ano, el perineo, los genitales... Más que un dolor son sensaciones dolorosas, de agua hirviendo, de electricidad, de calambre...
-¿Cómo se descubrió?
-Fue en el Tour. Había un médico, el profesor Robert, que empezó a ver que había muchos ciclistas que decían lo mismo, que tenían dolor en la zona genital y calambres... Y que se les pasaba de noche. Empezó a buscarle una explicarle científica al dolor, y descubrió que el nervio se atrapaba en su recorrido, en una especie de túnel anatómico llamado canal de Alcock. Y con la cirugía, conseguía liberar el nervio. Su técnica es pionera.
-¿Se libera el nervio?
-Sí, la cirugía es de liberación. Lo que ocurre es que cuando un nervio se daña, no se recupera totalmente, solo parcialmente. La cirugía más que curar, mejora la calidad de vida.
-¿Cómo influye la enfermedad en la vida de los pacientes?
-No pueden ir al cine, no pueden coger el coche, no pueden comer con su familia en la mesa... Es incapacitante; no te puedes sentar. Entre el dolor y tener que estar de pie para que no duela, cuando llegan las seis o las siete de la tarde ya no pueden más. Muchos no pueden trabajar porque la mayoría de los trabajos requieren estar sentados, y los pacientes encuentran alivio estando de pie o tumbados boca abajo. Además, las autoridades públicas no conocen la enfermedad y tienen muchos problemas para conseguir bajas o incapacidades. Y es también un drama para los familias, porque no entienden el dolor que tienen. Además, hay médicos que como no encuentran nada, los mandan al psiquiatra.
-¿Por qué es tan difícil el diagnóstico?
-Porque es una patología muy poco frecuente y sin embargo los dolores pélvicos crónicos son muy frecuentes. La prueba es un diagnóstico por descarte. Hay que descartar que no haya otra enfermedad como hemorroides, fisuras, un tumor... Cuando ya hemos descartado otras posibles causas y el paciente cumple los criterios clínicos de Nantes, le hacemos la única prueba que tenemos, la infiltración del nervio pudendo guiada por TAC. Si ahí el paciente nota mejoría del dolor, consideramos que es positivo el diagnóstico, y miramos si se puede operar.
-¿Cúales son las causas?
-Está relacionado con el ciclismo, profesiones en las que se pasa mucho tiempo sentado, también a veces con el parto... Pero en la mayoría de los casos no se llega a saber la causa, aunque sí es verdad que entre los ciclistas sí que hay muchos casos.
-Realiza la cirugía en el hospital comarcal de Valdeorras, y es una técnica novedosa.
-Que yo sepa soy la única cirujana que hace esta operación en España con la técnica del doctor Robert, con quien me formé en Francia. Es una enfermedad que consume muchos recursos a la sanidad cuando los pacientes no están bien diagnosticados, y sin embargo para diagnosticarla y tratarla no se necesita ningún material especial. Se necesita pensar que existe, el conocimiento y el diagnóstico es fundamentalmente clínico. Con los medios de un hospital comarcal se puede hacer perfectamente.

Unknown dijo...

Buenas ¿Cómo podría contactar?

David Simón dijo...

Solo respondemos a personas que se identifican y facilitan su mail. Ya nos ponemos en contacto así.