lunes, 20 de febrero de 2012

Magnetismo, hipnotismo y sonambulismo: Ourense, 1883




Aún no hemos tenido la oportunidad de leer el libro del que estos días da cuenta la prensa de Galicia,   O misterioso Dr. Saa. que recupera la figura de Manuel Rodríguez Saa, (1885-1984) un lucense de Portomarín que, en el primer tercio del siglo XX, alcanzó fama internacional como ilusionista. Algunos de los personajes más relevantes de sú época (de la política, la cultura, la aristocracia) presenciaron las habilidades mágicas del Dr. Saa, también conocido como Conde de Waldemar


Un par de años antes de que naciese el Conde de Waldemar , la sociedad ourensana ya se asombraba con las actuaciones de una serie de espectáculos de sonambulismo, hipnotismo y magia. Las actuaciones de una pareja formada por la sonámbula "Emma Zanardelli" y por el "Dr. May" impresionaron a la sociedad ourensana del otoño de 1883. Hay varios artículos de prensa ourensana de la época dando noticia y crónica de sus actuaciones. 
Traemos a modo de ejemplo un ejemplar del periódico semanal La Tertulia, que era el órgano de la sociedad del mismo nombre que tenía su actividad en la ciudad. Como colaboradores del mismo figuraban entre otros: Emilia Pardo Bazán, Valentín Lamas Carvajal, Alfredo Vicenti, Juan Manuel Paz, Juan Neira Cancela, Aureliano J. Pereira, Juan Sieiro, Leonardo Marmol, Benito F. Alonso, Antonio Gaite Lloves y Ramón Rodríguez Quesada ... . Una selecta mezcla de la intelectualidad ourensana y gallega del momento.

La Tertulia (Orense), 5 de noviembre de 1883
Así el día 5 de noviembre de 1883, se publica el artículo "Cuatro palabras sonre el magnetismo", tomado de "El Independiente" y motivado por las actuaciones de "Emma y el Dr. May", ya que "ha despertado en nosotros el deseo de ocuparnos de este fluido universal". Se complementa con una crónica de la actuación en Ourense de la Compañía Real Italiana, que era como se anunciaban. Se señala en dicha reseña que asistieron como público numerosos "médicos y hombres científicos".

La Tertulia (Orense), 5 de noviembre de 1883

La Tertulia (Orense), 5 de noviembre de 1883
"Con impaciencia era esperada la estática Emma y cuando ésta apareció acompañada del ilustre Profesor May fijáronse todas las miradas en la bella sonámbula que fue hipnotizada en pocos minutos, dando comienzo a una serie de experimentos sobre la percepción de ocultos pensamientos, doble vista, simpatía magnética, éxtasis musial y último grado de la vida" ( tomado de La Tertulia (Orense), 5 de noviembre de 1883).


Este espectáculo de la sonámbula EMMA y el Dr. MAY, sabemos que estuvo recorriendo España entre 1882-1885. Ya antes de estar por Ourense anduvieron por Baleares (El Balear, agosto de 1882) y poco tiempo después de la actuación ourensana sorprendieron a la sociedad betanceira con sus actuaciones.  
El periódico El Censor (Betanzos) le dedica un par de noticias en 1883:

http://hemeroteca.betanzos.net/El%20Censor/El%20Censor%201883%2012%2022.pdf

Tomado de El Censor (Betanzos)http://hemeroteca.betanzos.net/El%20Censor/El%20Censor%201883%2012%2028.pdf 

Anduvieron con su espectáculo también por Badajoz. Suárez Muñoz (1994-5) que ha estudiado la historia del teatro en esa capital extremeña, hace una detallada descripción del espectáculo de Emma Zanardelli y el Dr. May , acompañados del prestidigitador Onrey:
  • "El sábado día 2  de junio se presentó en el Teatro del Campo de San Juan la compañía Zanardelli, al frente de la cual figura la prestidigitadora Enma Zanardelli. Junto al doctor May trabajó en los experimentos de adivinación del pensamiento. En la función participó el prestidigitador señor Onrey. Vemos que el espectáculo se enriquece con más artistas. El domingo día 3 se verificó una nueva función de la compañía Zanardelli. Además de  repetir los números de la función anterior, esa noche destacaron lo  siguientes: Enma creía oler en los pañuelos no perfumados de los señores E.Balza y Merino los efluvios de rosas y violetas, pensados por dichos señores; el señor Ortega  imaginó  que la sonámbula viese ante ella un charco de sangre y así lo vio Enma. El señor Urbino deseó cambiarse de asiento y así lo verificó; Jiménez, médico de Olivenza, subió al escenario y le preguntó cómo era su apellido y fue contestado satisfactoriamente. Se cambió la hora a un reloj y Enma la adivinó, señalando las dos y cuarenta y cuatro minutos. El señor Claros preguntó cuántas monedas tenía en su mano derecha y salió satisfecho, diciendo que eran dos, una de plata y otra de cobre. Pero la prueba que agradó más fue la propuesta por el señor Castro. Subió al escenario, colocó en contacto con la frente de Enma un papel y  le preguntó qué documento era. La sonámbula dijo: `Es un billete de lotería número 4.861´, y así era en efecto. El médico señor Oliveres preguntó qué objeto recordaba en aquel momento. La sonámbula respondió: `Un cuadro de pintura y que es muy bueno´; el señor Oliveres  efectivamente  confirmó que pensaba en el cuadro de Pradilla, La rendición de Granada. Como podemos comprobar, nunca antes se había hecho una descripción tan minuciosa de una función de magia o prestidigitación ni tampoco había participado el público tan directamente como en la función de esa noche. El jueves día 7 volvió a dar una función en el Teatro del Campo de San Juan la Compañía Zanardelli, destacando algunas suertes, realizadas por el prestidigitador señor Onrey, y los experimentos del doctor May y Enma Zanardelli".


Al menos en 1885 aún continuaban de gira por España ya que La Vanguardia  y anuncia en febrero de ese año varias actuaciones en Cataluña: "Experimentos científicos-maravillosos de magnetismo humano e hipnotismo, por el doctor May y la célebre estática Emma Zanardelli".
http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Hypnotisk_seans_av_Richard_Bergh_1887.jpg


 Del periódico El Ampurdanés, febrero de 1885

En esta última crónica de prensa de El Ampurdanés (1885), se introduce un nuevo elemento en el discurso: la mujer y la histeria. Aquí estamos ante palabras mayores y la prudencia hace que reorientemos al lector del blog a trabajos de expertos en el tema del magnetismo animal, el hipnotismo, la medicina del siglo XIX y el romanticismo. Nos referimos fundamentalmente a Luis Montiel y a Ángel González de Pablo. Montiel en un reciente trabajo (2010) trata de "comprender el significado histórico del encuentro en la Europa de comienzos del siglo XIX de una teoría médica —el magnetismo animal—, un peculiar sistema de creencias —el espiritismo— y una enfermedad ya conocida, pero que comenzará a contemplarse con una mirada nueva: la histeria. Serán, por otra parte, la enfermedad y la teoría médica quienes den alas a ese sistema de creencias y permitan su despliegue en el seno de la cultura occidental, afirmándose frente a otras concepciones del mundo y mostrando, con ello, las insuficiencias de estas últimas".

Recordemos aquí que unos 4-5 años después de que el "Dr. May" hipnotizase en Ourense a la "sonámbula Emma" ante el asombro del público asistente, se editaba en Galicia el opúsculo "La hipnología en nuestros días. Discurso leído en la Universidad Literaria de Santiago durante la solemne inauguración del curso académico de 1888 a 1889 por D. Timoteo Sánchez Freire catedrático de clínica quirúrgica" (Santiago, 1888). El autor era el médico Timoteo Sánchez Freire, primer director del Manicomio de Conxo (que abre en el verano de 1885).  El hipnotismo será aplicado por el galeno compostelano en algunos de los dementes/alienados ingresados en el manicomio de Conxo. Hablaremos de ello otro día.

http://www.realacademiagalega.org/Hemeroteca/VerPaxinasDeArtigo.do?identifier=galirev11888110000000008&pageNumber=1