jueves, 4 de abril de 2013

La Medicina Rural, un puente entre el pasado y el presente. Jornadas de Homenaje del Colegio Médico a los Médicos Rurales de Ourense 8 y 9 de abril del 2013

 "La consulta del pueblo", por Castelao. Ilustración para España Médica, 10-5-1912
 (tomado de Biblioteca Nacional Digitañ)
Circular del  presidente del Colegio de Médicos de Ourense  dirigida a los Médicos Titulares con cuestiones relativas a las caballerías utilizadas para las visitas médicas. Aprox. años 40. (Archivo Colegio Médicos de Ourense)

Médecin de campagne - L'accouchement - Creuse 1950. Foto de P. Charbonnier
(tomada y retocada de 
http://www.agathegaillard.com/Jean-Philippe%20Charbonnier.html)

Foto de serie "Country Doctor" de W.E.Smith

(Ilustracion de N.Rockwell)

+++++++++++++++++++++++++++++++
Jornadas de Homenaje del Colegio Médico a los Médicos Rurales de Ourense 8 y 9 de abril del 2013
La Medicina Rural, un puente entre el pasado y el presente.

Día 8 de Abril, lunes 20 horas. Colegio Médico. 

Conferencia: “Los médicos rurales en Ourense”. Dr. Roberto Fernández Álvarez ( Médico de Atención Primaria-Ourense)

Presentación: Dr. Luis Míguez Rodríguez.




El Dr. Roberto Fernández realiza desde hace años un proceso de investigación y estudio sobre la medicina rural ourensana en las décadas centrales del pasado siglo. Durante este tiempo ha obtenido abundante material: historia, entrevistas personales… Dar a conocer parte de este trabajo es el objetivo de la Conferencia que el Colegio Médico propone para abrir estas jornadas, con las que pretende reconocer públicamente la labor de cuantos, en el pasado y en el presente, desarrollaron y desarrollan su labor en este ámbito asistencial, demasiadas veces olvidado.

Tras su finalización está prevista una tertulia entre los asistentes.


Día 9 de Abril, martes 19 h. 30 min. Auditorio Municipal. 

Proyección de la película: "Ventanas en el cuerpo. Historia de un médico rural". 

Director: Gonzalo G. Palmeiro. Guionistas: José Manuel Solla y Gonzalo G. Palmeiro.




La película es en sí misma un homenaje a los médicos que desarrollaron su trabajo en el medio rural español en las décadas centrales del pasado siglo y retrata, con documentado realismo, las situaciones a las que estos profesionales se enfrentaban en el día a día, con una precariedad de medios que hoy nos parece impensable. Buscando además, en ese retrato del pasado, el hilo conductor con el presente de la medicina rural. Toda una reivindicación de la cercanía con el paciente y la humanidad en el trato, como condiciones imprescindibles para una buena asistencia sanitaria, también hoy cuando, además del legado de los que nos precedieron, contamos con importantes apoyos tecnológicos para el diagnóstico y el tratamiento médicos.

Después de la proyección, para la que contamos con el apoyo del Concello de Ourense y con la asistencia del mayor número posible de médicos que trabajaron en el medio rural de Ourense durante aquellos años, el Colegio Médico, a través de sus Vocalías de Médicos Jubilados y Atención Primaria Rural, hará entrega a estos compañeros de un diploma que simbolice el reconocimiento y la gratitud de la profesión médica ourensana en su conjunto.
 +++++++++++++++++++++++++++++



4 comentarios:

chechu jimenez dijo...

Como siempre preciosas las fotografías que incluyes, David. Gracias de parte del Colegio Médico.

David Simón dijo...

El Colegio Médico de Ourense rinde homenaje a los facultativos rurales
Dedica la jornada del martes a las generaciones que ejercieron la medicina entre 1950 y 1970
FARO DE VIGO
08.04.2013 | 07:32
REDACCIÓN - OURENSE El Colegio Médico de Ourense, con motivo de la primera proyección de la película Ventanas en el cuerpo de la que es guionista el doctor José Manuel Solla y que trata sobre la Medicina Rural en la España de las décadas centrales del siglo XX, va a celebrar unas Jornadas de Homenaje a los Médicos Rurales de Ourense, abiertas a la ciudadanía.

"La Medicina Rural, un puente entre el pasado y el presente" es el lema elegido. Así, se proyectará la película el martes, a las 19.30 horas en el Auditorio Municipal.

Esta iniciativa se lleva a cabo con la colaboración del Ayuntamiento de Ourense, con la presencia de gran parte del equipo que la hizo posible y de los médicos jubilados que desarrollaron su trabajo en el medio rural de la provincia en los años 50 a 70 del pasado siglo. Al término de la misma, el Colegio Médico les entregará como reconocimiento público a su labor un diploma conmemorativo del acto.

En la jornada de hoy, en las instalaciones del Colegio a las 20.00 horas, el doctor Roberto Fernández Álvarez, médico de Atención Primaria de Allariz, impartirá una conferencia sobre "Los médicos rurales en Ourense", basada en la documentación por él recogida sobre el tema y motivo de una tesis doctoral en curso.

Las jornadas de homenaje están concebidas como una reivindicación de la cercanía con el paciente y la humanidad en el trato, como condiciones imprescindibles para una buena asistencia sanitaria. "También hoy, que contamos con importantes apoyos tecnológicos para el diagnóstico".

David Simón dijo...

Una tesis doctoral y la película 'Ventanas en el cuerpo' inician en Galicia el análisis de la medicina en el rural, tras siglos de existencia
http://www.europapress.es/galicia/noticia-medicos-rurales-esperan-sobrevivir-recortes-mejoras-tecnicas-telesanidad-20130414114125.html
OURENSE, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

El colectivo médico del rural gallego vivió un momento álgido con mejoras como la creación de las urgencias extrahospitalarias en los Puntos de Atención Continuada (PAC) pero ahora sólo se cubre una de cada diez jubilaciones y hay recortes de personal, pero aún así ven una oportunidad para impulsar mejoras técnicas que faciliten la telesanidad.

El médico en Allariz Roberto Fernández es autor del primer estudio sobre los médicos rurales gallegos con una tesis doctoral centrada en la provincia de Ourense y en la segunda mitad del siglo XX aunque también con referencias a la situación actual como ocurre con la película 'Ventanas en el cuerpo' con guión del también médico y presidente de la Fundación Sociedad Española de Medicina General Solidaria, José Manuel Solla.

Los proyectos de ambos, según han explicado a Europa Press, pretenden recuperar la historia de unos médicos "fundamentales para mantener la igualdad asistencial y cuyos principales problemas fueron variando a lo largo de la historia. "Aunque hay uno que permanece desde hace al menos un siglo, en diferente medida y es el caciquismo", ha señalado Fernández, en alusión a algunos datos de su tesis.

Fernández obtuvo datos aún guardados en los ayuntamientos que indican que a mediados del siglo XX había una media de dos médicos por ayuntamiento así que en Ourense habría unos 180 "que podían ser indicativos de una media para toda Galicia donde tendríamos unos 700, mientras que en 2013 hay 230 en la provincia de Ourense de los que 55 aún son del viejo modelo de APD o Atención Pública Domiciliaria".


Según Fernández, éste es el momento en que nace el médico rural cuyo perfil es el de un hombre -las primeras mujeres no aparecieron hasta los años 50- de extracción rural, hijo de comerciantes prósperos, de terratenientes o de licenciados farmacéuticos y que se decide por esta ocupación "por motivos variados pero nunca como primera opción pues era un trabajo infravalorado profesionalmente", según las pocas biografías existentes.

David Simón dijo...

LOS MÉDICOS RURALES
José Carlos Fernández Otero
20-06-2013
http://www.laregion.es/opinion/18504/131/
En el pasado mes de abril, el Colegio Médico ourensano organizó un homenaje que juzgo merecido al colectivo de médicos rurales. Los actos comenzaron con una conferencia del doctor Roberto Fernández, que está llevando a cabo una tesis doctoral sobre el tema en Ourense durante el siglo XX. Con tal motivo, Carolina Piñeiro, en estas mismas páginas, le hacía al galeno una entrevista interesante en la que comenzaba afirmando: 'É moi triste que os médicos no rural o que máis fagamos sexa certificar defuncións'. Resalta el entrevistado que las características de la medicina rural son similares a las del resto de la España interior, a lo que se añade en Galicia el retraso en las infraestructuras teniendo un padrón muy reducido de pacientes de beneficencia.

La entrevista, y supongo que la conferencia, carece de desperdicio. Dice a la periodista de Amoroce: 'Divertíame moito porque é como unha especie de conto moi longo, con toques de romanticismo e de lenda. Na actualidade, o romanticismo tamén se disipa un pouco porque atopamos unha triste realidade. Antes o médico era un máis e, polo tanto, tiña un coñecemento moi próximo dos problemas e circunstancias familiares dos veciños. Era máis cercano có que hai hoxe. Con todo, tamén era unha figura moi respectada no pobo, exercía un papel paternalista'. Quisiera que los especialistas comprendiesen y me entendiesen bien lo que voy a decir que nunca pretende infravalorar su labor. Pero los médicos rurales, los hoy llamados de 'familia', creo que eran y supongo seguirán siendo algo fundamental. Entre las muchas cosas que han bajado el nivel de los pueblos, creo que ha sido el haber desaparecido la presencia que antaño tenían ciertos personajes en medio de nuestras aldeas y de los pueblos en general.

Como también afirmó el conferenciante, la medicina familiar es algo vocacional. Sin duda alguna conocían a la familia, sus costumbres, sus vicios y virtudes, compartían a lo largo de los días su partida en la taberna, junto a su cerveza o su vino. El conocimiento de las personas era total, sin tener que hacerle mil y una encuestas para ver lo que tiene. Y lo hacían en condiciones adversas, como dice Roberto Fernández: 'Daquela, ademais de ter que traballar nunhas condicións adversas, profesionalmente estaba moi mal visto, e ser médico rural era como ser un profesional de segunda'. Pero lo hacían con gusto y sobre todo con eficacia. Estaba infravalorado cuando en realidad, al menos eso creo, es lo esencial de la medicina y tengo ejemplos clarísimos. Sin señalar, tengo un ejemplo elocuente en este sentido.

Se encuentra cierto señor con malestar en un pueblo. Llega el médico y nos dice: 'Vamos a tomarnos un vino'. Lo acompañamos con jamón y una charla en la que para nada entró el tema de la enfermedad. Terminado aquel agradable momento, un 27 de julio, que nunca olvidaré, el doctor me dice que le acompañe afuera. Escribió un papel, lo metió en un sobre y me dijo: 'Mañana vas al hospital (era fuera de Galicia), y en el papel va que me descarten un cáncer'. Así lo hice y, después de estar allí todo el día, el jefe de Oncología de aquel centro hospitalario me dio una palmada en la espalda con una frase que nunca olvidaré: 'Váyanse tranquilos. De cáncer nada, y dígale al médico del pueblo que él de esto no sabe'. Cuando se lo dije al médico me respondió: 'Ojalá así sea'. Al cabo de unos meses el paciente estaba enterrado... ¿de qué?, de lo que había diagnosticado el médico de pueblo.

Todos podemos contar ejemplos mil de los médicos de familia, comenzando por nuestro inolvidable Luis Gallego. Por eso, y volviendo al comienzo, merecidos son todos los homenajes que reciban ¡los médicos rurales!