jueves, 31 de marzo de 2011

EL CONGRESO APRUEBA LA LEY DE SEGURIDAD ALIMENTARIA Y NUTRICIÓN


Tomado de http://www.naos.aesan.msps.es/

El Congreso de los Diputados aprobó ayer la Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición. La aprobación se ha producido en la Comisión de Sanidad, con competencia legislativa plena, por lo que no será necesario el paso de la misma por el Pleno del Congreso. El proyecto de Ley –aprobado en septiembre de 2010 por el Consejo de Ministros- ha sido elaborado de manera conjunta por el Ministerio de Sanidad y el Ministerio de Medio Ambiente Rural y Marino, siendo Ministra Elena Espinosa. Desde entonces, se han venido desarrollando en el Congreso los trabajos de ponencia para su elaboración y tramitación parlamentaria.
El ponente coordinador y portavoz del PSOE para esta Ley, el diputado ourensano Alberto Fidalgo, señala que “esta Ley pone fin a la dispersión normativa actual y unifica la legislación sobre alimentos y nutrición con el objetivo de reforzar la seguridad de los ciudadanos en materia alimentaria”. Así, incorpora aspectos relacionados con la seguridad alimentaria (alimentos que no contengan patógenos o contaminantes) y la promoción de hábitos de alimentación saludables que actúen en la prevención de enfermedades.
En este sentido, Fidalgo resalta que “esta es la primera vez que en una Ley española se incluyen aspectos relacionados con la promoción de hábitos saludables de alimentación y la prohibición de discriminación por obesidad” –afirma.
Se trata además de que mejore la nutrición en los comedores escolares, que la industria alimentaria minimice el contenido de grasas trans y en el ámbito escolar no se vendan alimentos y bebidas que no cumplan una serie de requisitos nutricionales. “Se trata de garantizar a los españoles el derecho a la protección de la salud a través de una alimentación adecuada y saludable como factor clave de salud pública” –incide.
El diputado apunta que “los profundos cambios en los hábitos alimentarios de los españoles, durante los últimos 30 años, han provocado que la dieta actual se aleje de los objetivos nutricionales aconsejados para un estado de salud óptimo, con las importantes consecuencias sanitarias (obesidad, hipertensión, dolencias cardiovasculares…etc.) y económicas derivadas (aumento del coste del gasto sanitario)”
Los ciudadanos –que muestran cada vez un mayor interés por la nutrición- han de aprender a gestionar su alimentación para la salud y esta Ley es una excelente oportunidad para que la alimentación contribuya a la salud y no a deteriorarla” –afirma.
Además, ha sostenido que “es necesaria una visión integral, transversal y multilateral de la nutrición y ello implica a la agricultura, ganadería, pesca, industria, comercio, hostelería, gastronomía…etc.”. Sobre este punto, destaca que “La Ley dotará de seguridad y confianza ‘desde la huerta y la granja a la mesa’-afirma.
Por ello, Fidalgo celebra el consenso parlamentario alcanzado hoy para la aprobación de esta Ley, “que supone un peldaño más en una lucha continuada por una alimentación y hábitos saludables, tras poner en marcha el Gobierno Socialista la Estrategia Naos en 2005 y posteriormente del Programa Perseo”. Asimismo, destaca “el espíritu de colaboración que ha presidido el trámite parlamentario de la Ley y que ha llevado a que a la misma se hayan incorporado más del 60% de las 143 enmiendas presentadas”.
La adopción de una estrategia global para promover una alimentación saludable ha sido una de las líneas prioritarias de la actividad política del diputado ourensano Alberto Fidalgo, que ya en 2003 presentó una Proposición no de Ley en el Congreso para la elaboración de un Plan Nacional de Alimentación y Nutrición para la salud; iniciativa que fue rechazada por el Gobierno de Aznar pero que fue posteriormente recogida en el programa electoral del PSOE de 2004, que dio origen a la Estrategia Naos.

-Entrevista con Alberto Fidalgo en Diario Médico, 31-3-2011 (aquí)