lunes, 18 de octubre de 2010

“Historias e invenciones de Félix Muriel” de Rafael Dieste: ¿Aprendiendo salud (mental) comunitaria desde la literatura?.


"O Naranxo", de Laxeiro
"Madre loca", de Castelao
El amigo Federico Menéndez, psiquiatra de A Coruña, que conoce la Historia ( y muchas stories) del proceso de Reforma Psiquiátrica en la España de finales de los 70 y  primeros años 80, nos recomendó hace un par de meses la lectura de "La asegurada". Es un capítulo del libro de Rafael Dieste "Historias e invenciones de Félix Muriel", y condensa en algunos de sus párrafos, muchas enseñanzas a tener en cuenta por todos a la hora de articular acciones o estrategias en la lucha contra la estigmatización del enfermo mental en nuestras sociedades actuales.
Fragmento de “La asegurada”,  relato de Rafael Dieste en su libro “Historias e invenciones de Félix Muriel” (1943):
"Y, ya se sabe, en una comarca que se precie siempre hay un loco o una loca, y si no los hay los hubo, que si son furiosos dan aviso de los tremendos ímpetus sin norte que murmuran y oscilan allá por las afueras del sosiego del alma, pero que a veces pueden ponerle cerco y aun mandar espías, con muy lindo disfraz adentro de sus muros. Hasta que todo estalla. Y así el loco furioso, el que aúlla de noche y nadie sabe por qué, hace más pavoroso este caudal de nuestras vidas, al mostrarlo esparcido o desbordado como la cabellera suelta de las tempestades, y por su ejemplo se bendice entonces como un milagro o como el alba deseada ese don transparente del buen juicio. Y sin embargo se cuentan las hazañas del que lo perdió, y dicen que no se podía con él, que tuvieron que venir cuatro hombres templados, y que doblaba los hierros, y que su voz era más fuerte que un clamor de campanas, y que los desacatos de sus dichos eran de tal manera zurdos e inesperados que tanto podían mover a risa como hacer palidecer de pronto al mismo ángel rebelde si estuviese allí. Pero si es pacífico y viene por el camino con su banda terciada y sus medallas de latón, diciendo que es el rey del universo y repartiendo títulos, y alguno muy honorífico al barbero que ha de afeitarle gratuitamente, entonces se sienten súbditos de su reino fantástico, y le siguen los niños muy orgullosos de ser sus chambelanes. Y el que narra esta historia fue toda una tarde, al salir de la escuela, gentilhombre de un rey así. Y el misterio es de mil modos encarado con esa traslación de límites, según de donde venga a ponerse el temible cristal y según la causa de que tal hombre o tal familia fuesen tocados con el sino funesto: sangres mal avenidas, destruídos castillos de la ambición o de la fama que vuelven a alzarse, pero con las agujas del delirio y los pies descalzos; desventuras de amor, que parecen lujos o muy llevaderas a quien no las ha sentido, hasta que vienen sus espadas a trastornar el alma que parecía más risueña y en paz….
El pueblo de los campos y de la ribera, el que suspende sus cuidados de las estrellas y los vientos y distingue de mocedad y vejez y conoce el aroma de la tierra movida que recibe a los muertos, este pueblo antiguo nunca es irreverente con los que se extravían, no le parecen alimañas ni simples mecanismos desarreglados, sino figuras que estremecen o dan que reír, y no se las aísla, pues se las conocía de siempre, desde antes del enigma de su trastorno, y no es cosa de ignorarlas ahora porque no se entiendan. Hay que entenderlas de algún modo, haciendo una babel de leyendas o de farsas para darles alguna suerte de hospitalidad. Y en esa babel fraterna toda la comarca se vuelve entonces un poco loca".

Breve Biografía: Rafael Dieste (1899-1981). Escritor español que escribió en lengua gallega y castellana. Nació en Rianxo (A Coruña) y murió en Santiago de Compostela. Es uno de los escritores gallegos de la generación del 27. Estuvo en las Misiones Pedagógicas durante la República Española, y fue el director y creador del teatro de guiñol de las mismas. Fue uno de los fundadores, junto con Gil-Albert y Sánchez Barbudo de la revista Hora de España. Participó en el Congreso Internacional de escritores en defensa de la cultura de Valencia. Exiliado, vivió en Argentina donde fue el director literario de varias editoriales. De regreso a Europa, fue lector de español en la Universidad de Cambridge (1950-1952). Regresó a España en la década de 1960. En gallego escribió su libro de narraciones Dos arquivos do trasno (De los archivos del trasgo, 1926), y en castellano, las Historias e invenciones de Félix Muriel (1943). Cultivó el teatro con obras como A fiestra valdeira (La ventana vacía, 1927), Viaxe e fin de don Frontán (1982), Viaje, duelo y perdición (1945). Su único libro de poemas escrito en castellano se titula Rojo farol amante (1933). También escribió numerosos ensayos sobre arte, matemáticas y filosofía, tales como: Nuevo tratado del paralelismo (1955), Pequeña clave ortográfica (1956), ¿Qué es un axioma?, A vontade de estilo na fala popular (1975),Testamento geométrico (1975) y El alma y el espejo (1981), entre otros.
---------------