martes, 6 de octubre de 2009

"A viaxe tormentosa de Dolores R.", Luis Seoane (Historias ourensanas de locura y migración)

Hemos hablado en otra entrada del blog del polifacético artista Luis Seoane (1910-1979) y de su importante labor cultural y política en el exilio argentino, uno de los muchos países de Hispanoamérica en los que se refugiaron muchos gallegos y ourensanos en los años de la Guerra Civil y posguerra... muchos de ellos para ya quedarse allí para siempre.
Pero fue la miseria socioeconómica el motivo más frecuente de las oleadas migratorias gallegas (y de otros muchos españoles) del siglo XX cara a Hispanoamérica en el primer tercio de siglo y luego ya en los años 60 hacia Europa.
El papel de la emigración como generador de diferentes problemáticas psicosociales que no sólo intervienen en la patogenia sino en la patoplastia de diferentes trastornos mentales ya fue señalado por Esquirol y Jaspers. Es un tema que ha atraído desde hace décadas a los clínicos y a investigadores del campo de la sociología/antropología de la salud. Entre nosotros, el afamado psiquiatra ourensano Manuel Cabaleiro Goás le dedicó a su estudio una monografía, "Problemas psíquicos de la emigración" , publicada en 1969 en pleno apogeo de la emigración masiva hacia Alemania y Suiza.
El cuadro de Luis Seoane que acompaña a la entrada del blog fue inspirado por un desgraciado incidente que tuvo por protagonista a una mujer ourensana emigrante a Suiza en 1963, y así se lo cuenta en 1979 a Victor Freixanes en una larga entrevista que se publica en "Unha ducia de galegos", en presencia de un cuadro (una mujer con un cartel en el pecho; la mujer queda en segundo plano, como difuminada pero presente y lo más importante es el texto del letrero; alguien escribió una dirección de Ginebra en francés , nada más). Seoane lo explica:
" Es una historia que sucedió y que leí en los periódicos; una historia de emigrantes. Una mujer gallega que en su vida habñia salido de la aldea viajó hasta Suiza para ver a sus hijos que trabajaban allí. Los vecinos le escribieron en un cartel la dirección de sus hijos en Ginebra y le colgaron el cartel al cuello. Así la metieron en el tren. La pobre le iba mostrando a todo el mundo su letrero con la dirección escrita para que le dijeran en cada caso qué tren tomar, a qué ventanilla debía dirigirse, en qué cola ponerse... No hablaba mas que gallego y acabó completamente loca tras un viaje que no terminaba nunca. Cuando llegó a Ginebra no sabía quién era ni reconocía a nadie: sólo mostraba su cartelito y gemía, ya ni siquiera hablaba. No la dejaron pasar. Allí, como en todas partes, son muy astutos y asépticos: una mujer en aquellas condiciones, enferma trastornada, no podía entrar en el país, no es rentable, no sirve. Sus hijos tampoco pudieron hace gran cosa. Aquí termina la historia: le pusieron un calmante, la metieron en un tren sin consciencia, y la mandaron de vuelta a la aldea. Leí la historia en los periódicos y enseguida pintñe el cuadro que ves; con el letrero es casi suficiente. La tragedia se comenta a sí misma....".
Seaone pinta este cuadro titulado "Emigrante. Testimonio de Ginebra" en abril de 1963, en un momento de gran importancia en su carrera artística pues es el año en que expone por primera vez en España. Por esos años también sostiene y colabora con la experiencia de los seriales radiofónicos de "Galicia emigrante", y precisamente en ese mismo mes en que se gesta el cuadro, se emite el programa/intervencion radiofónica titulada "A viaxe tormentosa de Dolores R.", en donde comenta y recrea la historia del drama personal de esa mujer orensana llamada Dolores R., "una española analfabeta que llega enloquecida a la estación de Ginebra".
Otro día hablaremos de más historias de salud mental y de la asistencia sanitaria en la emigración gallega en Hispanoamérica. Quede ahí mientras tanto esta maravillosa (y al tiempo desasosegante) obra de Luis Seoane (pintor, grabador, editor, muralista, ensayista, poeta, conferenciante, activista político y cultural en Argentina y en Galicia) que es testimonio y símbolo de los problemas psíquicos de la emigración.
-----------