jueves, 27 de agosto de 2009

Políticas de atención a la salud mental ( De los Kennedy a la Xunta de la era Núñez)

Es este mes de agosto han fallecido dos miembros del clan Kennedy: el senador Ted Kennedy y su hermana Eunice Shriver. Ambos fueron figuras públicas de la vida de EEUU y activos luchadores por las reformas sanitarias en su país. El senador Ted Kennedy ha recibido muchos homenajes y enorme cobertura en la prensa de todo el mundo.
Menor atención recibió la muerte de su hermana Eunice, la cual fue una tenaz luchadora en favor de los derechos de los discapacitados. Fue la fundadora de los Juegos Paralímpicos estrenados en 1968. El drama de otra hermana de los Kennedy, Rosemary Kennedy - fallecida en 2005, pero que vivió gran parte de su vida en una institución psiquátrica tras ser lobotomizada en los años 60 (para tratar un problema de alteraciones conductuales en el contexto de una deficiencia mental leve)- convirtió a Eunice (Kennedy) Shriver en una abogada de las necesidades de los discapacitados, fundamentalmente para los pacientes con retraso mental. Todo esto influyó y marcó tanto a Ted Kennedy como a su otro hermano, al famoso John F. Kennedy, el cual como presidente impulsó en 1963 la aprobación de la primera ley en la historia de Estados Unidos para apoyar a las personas con enfermedad mental y Retraso Mental. En 1963 el Acta/ Ley Kennedy alienta la creación una serie de Centros pilotos públicos de salud mental (Community Mental Health Center), aunque hay que decir que fracasaron a la larga inmersos en la selva burocrática-neoliberal de las aseguradoras del sistema sanitario de EEUU. El mundo de la psiquiatría (profesionales "psi", médicos y asociaciones de familiares/pacientes) de EEUU de las últimas décadas lleva años alabando los esfuerzos de Ted Kennedy para conseguir legislar una mejor cobertura asistencial para las enfermedades mentales y problemas adictivos. En el 2008 contribuyó e impulsó el que se aprobase la "Mental Health Parity and Addiction Equity Act"(conocida como "Paul Wellstone and Pete Domenici Mental Health Parity and Addiction Equity Act of 2008"). Es tal vez el proyecto de ley relacionado con la atención a la salud mental mas importante de los aprobados desde 1996. Son una serie de normas legislativas destinada para millones de norteamericanos que padecen enfermedad mental y se enfrentan a la discriminación injusta en copagos, así como límites a las visitas al médico y en días de hospitalización. El estigma hacia el enfermo mental ahí está siempre.... Nos hacían falta politicos como los Kennedy para que no se cayesen tan rápido de la "agenda política" de la Xunta las politicas públicas de atención a la enfermedad mental-adicciones impulsadas desde el gobierno bipartito de la Xunta entre 2005-2009. Tampoco sin olvidarnos del mundo de la llamada discapacidad psíquica/deficiencia mental, que presenta diferencias con la enfermedad mental en muchos aspectos de gestión clinica y de rehabilitación/reinserción sociolaboral, aparte de que están en "otra" Consellería (Traballo y Bienestar social). . Espero que el Plan Estratégico de Salud mental 2007-2011 de la Consellería/Sergas no sea anulado/congelado por el gobierno actual de la Xunta. El tiempo dirá...y no creo que sea sólo problema de presupuesto ( hay que recordar aquí que en el 2005 España adquirió el compromiso con la Unión Europea a dedicar en el 2010, el 10% de su presupuesto de Sanidad al area de salud mental y adicciones), sino de actitud y de orientación de las políticas sanitarias. Por cierto, la "Paul Wellstone and Pete Domenici Mental Health Parity and Addiction Equity Act of 2008" fue rubricada por el presidente republicano Bush el 3 octubre de 2008... y empezará a tener vigencia un año después, desde el 3 de octubre de 2009, ya con Obama y su proyecto de reforma sanitaria en marcha (a ver si lo gestiona bien).